::MissColaboradores :: MissChachafruto :: ComidaSana&Alternativa :: El Platano Maduro::

¿Qué es más dulce y más criollo que un mango de hilacha?
¿Ya adivinó?

El PLÁTANO

Creo que todos en este país lo hemos probado en diferentes formas  verde  o pintón y  cuando está madurito es lo mejor: fritos en tajadas como acompañante importantísimo en un pabellón, sancochado con queso blanco rayado, horneado lentamente con un poquito de canela y coronado con una mermelada de guayaba y una tajadita de queso blanco criollo o del tovareño y… ¿ La torta de plátano recién horneada bañada con miel de panela?,  ni hablar del  pastel de chucho al mejor estilo margariteño y pare usted de contar.
Tengo una manera  bien sencilla de prepararlo que resulta muy sabrosa frío como postre  o tibio al lado de un pollo horneado o un pescado a la plancha. Es el plátano maduro en almíbar de frutas, la que usted tenga en el momento o la que más le guste. Lo he preparado con el jugo piña y lechosa combinados, con uvas y hasta con sangría en una ocasión que quedó un poquito por ahí. En esta oportunidad lo hice con jugo de parchita. Espero les agrade!


foto: Deyanira Leon
Dulce de plátano en almíbar de parchita.

Ingredientes para cuatro personas aproximadamente:
2  Plátanos bien maduros cortados en rodajitas gruesas para que no se desbaraten.
2 vasos de jugo de parchita preparado con dos parchitas dos vasos de agua y azúcar o panela al gusto.
3 cucharadas de azúcar adicionales.
2 cucharadas de aceite  y dos de margarina juntas en una sartén a fuego medio para que no se queme la margarina
Un palito de canela
3 clavitos de olor (opcional).
Dos semillas de guayabita si los tiene en su despensa.

Preparación:
En la sartén coloque los plátanos con la mantequilla y el aceite  y fríalos por todos lados que queden doraditos, añádale el azúcar adicional, la canela, los clavitos y la guayabita espere unos minutos hasta que el azúcar forme un almíbar sin llegar a quemarse y entonces báñelo todo con el jugo de la fruta remueva con cuidado y baje el fuego. Deje reducir poco a poco hasta que  el líquido quede espeso y brillante. Apáguelo y deje que se enfrie. Servir tibio  con la comida o frío como postre con yogurt o con helado de mantecado queda ¡súper!


Buen Provecho,
MissChachaFruto